Deberes en casa: ¿sí o no?

Al parecer, desde que existe la enseñanza formal, la prescripción de deberes es una práctica que se da desde la educación primaria hasta la superior. Sin embargo, hoy en día sobretodo, la actitud de los padres —al ver llegar a sus hijos a casa y ponerse a hacer deberes— puede variar en función de si están a favor o en contra. La situación personal de cada familia i su posición laboral determina de forma indudable el grado de aceptación de que sus pequeños tengan que continuar realizando tareas de la escuela en el hogar.

Si enviar o no deberes a casa no acaba de tener un respuesta clara y acertada. Por un lado, los deberes son necesarios para complementar la faena que se hace en el aula, además de contribuir a consolidar el contenido que se haya trabajado a lo largo del día. No obstante, por otro lado, no tenemos que pasar por alto que los alumnos de primaria son niños y que tienen que disfrutar de igual manera de su tiempo libre, para así poder realizar cualquier otra actividad extracurricular.

A favor de los deberes, podríamos decir que refuerzan y contribuyen a la creación y de rutinas. Asimismo, el niño aprende lo que supone el propio esfuerzo y, a su vez, aprenden a distribuir y gestionar su tiempo. Probablemente, los equipos de maestros de cada centro deberían llegar a un consenso y establecer unas pautas con el fin de pactar la misma carga lectiva i que esta no exceda el tiempo diario que recomiendan los expertos, que puede variar en función de la edad de cada alumno.

Continuar leyendo “Deberes en casa: ¿sí o no?”